Apuestas deportivas crecen gracias a la revolución tecnológica

En España, las apuestas se han vuelto prácticamente una tradición que va desde las informales partidas de cartas entre amigos hasta las máquinas tragaperras, bingos y casinos. Y hoy en día el juego es algo muchísimo más accesible gracias al internet que le permite a cientos de miles de personas jugar donde sea y cuando sea.

Y en esta plataforma, que crece dos dígitos anualmente, reinan las apuestas deportivas. Según datos recolectados por la Dirección General de Ordenación del Juego, durante el ya pasado 2016 se movieron alrededor 5.072 millones de euros en apuestas deportivas (un crecimiento del 18% comparado con el 2015 donde fueron 4.173 millones) y hasta septiembre del presente año ya se habían jugado 4.088 millones, un incremento de casi 7%.

Y, aunque el crecimiento de las apuestas deportivas se orienta hacia los deportes principales como el fútbol, tenis y baloncesto, hay cientos de opciones entre los mercados marginales donde, aunque a menor escala, se apuesta hasta en los bolos y el críquet. Y así como las apuestas más grandes son en los eventos más importantes como la NBA y Champions League, se pueden observar apuestas en categorías como la liga de fútbol malaya.

El crecimiento de las apuestas deportivas en España está siendo propio de un mercado joven, disfrutando cifras de doble dígito en cuanto a su crecimiento se trata. Y un 46% de los ingresos de apuestas en España provienen, a su vez, de medios digitales. Esto, promovido gracias a recientes regulaciones en el sector tanto presencial como en línea, lo que ayuda a garantizar la transparencia y seguridad jurídica a la hora de usar estos servicios.

Xabier Rodríguez-Maribona, el director general de RETAbet (uno de los primeros sitios digitales de apuestas, creado en el 2002), explica que el sector de las apuestas aún percibe grandes obstáculos.

Por ejemplo, de los 52 operadores licenciados para correr este tipo de juegos, la mayoría pierde dinero ya que el 95% de las ganancias son devueltas mediante premios. Comparado con la tradicional Quiniela que devuelve sólo un 40-50%. Sin embargo, la iniciativa privada ha llevado a los nuevos medios de apuestas a sobrepasar la Quiniela, ya percibida como “arcaica”.

Máquinas de Retabet

Máquinas de Retabet

Este es un freno que se pronostica será superado eventualmente. RETAbet tardó ocho años en generar ganancias y hoy en día generan 15 millones de euros con un beneficio de 6 o 7 millones anualmente.

Asegura también que hay muchos otros factores influyentes en la reducción de ganancias como los impuestos sobre actividades de juego (25%) y la tasa de gestión administrativa (0,075%), sumando también publicidad y costes operativos. Adicionalmente, los negocios más pequeños o jóvenes tienen que enfrentarse a gigantes internacionales en los que España representa un 1% de su mercado.

Todo esto se predice ser un período anterior al establecimiento de las apuestas como ente dominante en el mercado gracias a la masificación en el uso del móvil, el “e-commerce” y la amplia inversión publicitaria en los sitios de apuestas, evidenciada en la visibilidad de las marcas en eventos deportivos con renombre.

Sin embargo, se pronostica que tanto el medio digital como el físico se mantendrán unidos en el futuro, conviviendo armoniosamente como canales complementarios. El medio digital ofrece, también, más opciones a la hora de apostar como cuántos penaltis, cuantas faltas o detalles similares.

Estas apuestas se hacen a tiempo real, de manera directa. Y se estima que en los años 2015, 2016 y 2017 se movieron, a través de las apuestas en directo, 2.191, 2.630 y 2.770 millones de euros respectivamente.

Comments (No)

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.