Consejos prácticos para reducir los gastos en el supermercado

No es necesario recurrir a las estadísticas económicas para hablar del aumento del costo de vida en los últimos años.

El resultado puede ser apreciado en los estantes de los supermercados. Por ello, para sobrellevar el alza de precios es preciso buscar alternativas, como los siguientes consejos que te presentamos:

1. Establece un menú semanal

El hábito de planificar las comidas, además de simplificar la vida, ayuda a evitar desperdicios. Con el menú de la semana en las manos, haz una lista de los elementos necesarios para preparar cada plato. Esta organización también ayuda a pensar en cómo equilibrar la alimentación y aprovechar mejor los alimentos. Con un manojo de espinacas, por ejemplo, se puede preparar una crema para acompañar una carne en la cena y, con los tallos, hacer una delicioso sofrito al día siguiente.

2. Haz la lista de la compra

Antes de salir de casa, anota todo lo que deseas comprar. Echa un vistazo a lo que falta en la despensa y elije las cantidades necesarias. De esta forma, podrás hacer los cálculos antes de llegar a la caja, evitando sorpresas.

3. Establecer una periodicidad para comprar

La compra mensual puede ser una opción interesante para productos de higiene, limpieza y cereales que tienen plazos de vencimiento más largos. Para los demás elementos, es mejor establecer un día fijo para la compra semanal. Así, se evita ir al supermercado, varias veces, ahorrando tiempo y dinero con el transporte y con los productos adicionales que terminan yendo a la bolsa.

4. Busca precios

Hay sitios web y aplicaciones para móviles que facilitan la búsqueda de precios en supermercados en todo el país. No olvides de echar mano de ellos.

5. Realiza un seguimiento de las promociones

La venta al por menor suele hacer promociones, en colaboración con los fabricantes, que pueden ser muy interesantes. Comprar 3 cajas de jabón en polvo en una oferta «lleve 3 y pague 2» genera un ahorro de un 33%. Echa un vistazo, antes, al precio normal del producto y aprovecha para abastecerte de artículos que tienen una caducidad larga. El internet es una excelente fuente de investigación y existen sitios web especializados para ello. También puedes investigar a través de los cupones promocionales de las principales cadenas de supermercados, droguerías y revistas (o periódicos).

6. Apuesta por las compras colectivas

Muchos consumidores organizan grupos para compartir información o realizar compras colectivas; sobre todo cuando en una determinada tienda existe descuento. Comprando en grandes cantidades, en estos lugares, el valor unitario es menor. Para ello se puede emplear el WhattsApp y otras redes sociales; con el fin de organizarse con amigos y vecinos de acuerdo con cuándo, dónde, qué comprar, cómo pagar y distribuir los productos. La compra al por mayor es una excelente opción cuando se trata de ahorrar; y qué mejor que organizarse con las personas más cercanas a nosotros.

7. Ferias y mercados municipales

En estos lugares, que suelen abastecer parte del comercio, puedes encontrar productos frescos, a granel, a buenos precios. Siempre son una buena opción para ahorrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.