¿Cuál es la importancia de la educación financiera en nuestro día a día?

La forma como consumimos productos está en constante cambio. Las compras en línea se han convertido en la mejor opción para muchas personas. Con esta nueva tendencia, existen en el mercado grandes oportunidades para usar y ampliar tu crédito. Esta es una forma muy fácil de acumular deudas, y rápido; por lo que debemos de tener el máximo cuidado a la hora de gastar nuestro dinero de esta forma. Por eso, hoy en día, es fundamental saber cuál es la importancia de la educación financiera en nuestro día a día.

Mientras tanto, las compañías de tarjetas de crédito, bancos y otras instituciones financieras están inundando a los consumidores con oportunidades de crédito. La capacidad de solicitar tarjetas de crédito es cada vez más fácil, sobre todo con el surgimiento de las nuevas tecnologías. Y sin el conocimiento adecuado sobre nuestro consumo, es más fácil entrar en un problema financiero.

La mayoría de los consumidores han tenido poca educación sobre finanzas. Principalmente en la forma como el crédito funciona y el impacto potencial sobre su bienestar financiero en el largo plazo. De hecho, la falta de educación financiera se señala como uno de los principales motivos por los que las personas no saben ahorrar y, sobre todo, no pueden prepararse para la jubilación.

¿Qué es la Educación Financiera?

La educación financiera es básicamente la capacidad de gestión financiera (activos y pasivos), gestión de riesgo y el conocimiento necesario para tomar decisiones responsables financieramente que llevamos a cabo en nuestro día a día; ya que estas decisiones, lo percibamos o no, son parte integrante de nuestra vida cotidiana.

Además, la educación financiera incluye entender cómo una cuenta corriente funciona, lo que significa usar una tarjeta de crédito y cómo evitar las deudas superfluas. En resumen, el conocimiento y la gestión financiera afecta a las decisiones diarias que una familia o individuo hace al tratar de equilibrar un presupuesto; como comprar una casa, pagar una educación de calidad para los niños y garantizar una renta en la jubilación.

La falta de educación financiera no es un problema sólo en las economías emergentes o en desarrollo, sino en todo el mundo; ya que la población de los países desarrollados tampoco puede demostrar una sólida comprensión de los principios financieros para entender y operar en el escenario financiero, la gestión de los riesgos financieros efectivamente y evitar las trampas financieras. Las naciones de todo el mundo, como Corea, Australia y Alemania, se enfrentan con personas que no entienden lo básico del mundo financiero.

El nivel de conocimiento financiero varía de acuerdo con la educación y los niveles de ingresos. De acuerdo con la investigación, los consumidores altamente educados con altos salarios pueden ser tan ignorantes en cuanto a las cuestiones financieras de los consumidores menos educados y de bajos ingresos (aunque en general, estos últimos tienden a ser menos instruido financieramente). De ahí la importancia de contar con un plan de ahorro, consciencia respecto a nuestras entradas y salidas de dinero, y el establecimiento de un plan financiero tanto a corto como a largo plazo.

 

Comments (No)

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.