Empieza de abajo hacia arriba

En todo comienzo de la vida, todo lo grande viene de lo más pequeño, es ley del universo, y esta misma ley aplica para todas las empresas y negocios, grandes o pequeños. Cuando se empieza a ser un emprendedor hay que empezar por lo más bajo, ofreciendo un solo producto o servicio, para como decir, probar como nos va primero. Es como un ensayo, pero haciéndolo real, podemos empezar ofreciendo un solo producto, o un solo servicio, y a medida que vamos viendo los resultados, vamos invirtiendo en otras cosas nuevas, y vamos creciendo poco a poco como empresa o negocio.

Al principio hay que llenarse un poco de paciencia y esperar los resultados, si nuestro producto o servicio es sumamente bueno, su aceptación será de una manera inmediata, esto se logra si lo que estamos ofreciendo satisface las necesidades de nuestro clientes, sin embargo cuando el producto demora un poco para ser aceptado no significa que es malo, sino que los usuarios por ser quizás nuevo, esperar que otros que ya si lo han usado, lo recomienden. La vida del empresario es así, es algo que debemos tener bien en claro, todo comienza de abajo, y poco a poco nuestro negocio será grande como lo proyectemos.

Por ejemplo, si inicias un negocio ofreciendo ropa femenina, puedes empezar haciéndolo con blusitas que vayan acorde al ambiente de la sociedad donde lo ofrezcas, blusitas nuevas, no importa si no están a la moda, lo que importa es que tus clientes se sientan cómoda con tu prenda.

Estrategias para el pequeño empresario

Estrategias para el pequeño empresario

A medida que vayas viendo la aceptación de tu propuesta, y vayas viendo tus resultados, inviertes ya en otras cositas, como pantalones, chaquetas, o quizás accesorios, y así vas creciendo poco a poco, hasta llegar a ser una empresa de oufits completos para damas, niñas y por qué no, hombres también.

Todo es cuestión de paciencia y mentalidad profunda de que, lo que vamos a ofrecer será un éxito y será aceptado de manera muy rápida, sin olvidar que para lograr el éxito se involucran grandes riesgos y un negocio para ser grande, siempre debe empezar muy pequeño. Si tienes un capital para empezar de lleno a lo grande, no se descarta, pero si no sabes en que invertir tu dinero, puedes empezar hacer tu propio negocio y generar más de lo que inviertes.

Comments (No)

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.