Comisiones de hipoteca

Una hipoteca es un documento legal y financiero considerado alrededor del mundo como un derecho real de garantía, el cual permite a un acreedor o prestamista asegurar el pago total del dinero ofrecido más los intereses generados por parte de su deudor, a través del uso de una propiedad o algún bien inmobiliario de este último que debe ser gravado como seguro mientras se mantenga vigente la deuda.

Antes de decidirse a celebrar una hipoteca con una entidad financiera es recomendable familiarizarse con los términos y cláusulas que se pueden incluir en el acuerdo, para evitar fraudes y para conocer cuáles son las obligaciones o compromisos que se están adquiriendo a lo largo de la vigencia del contrato. Entre los puntos que se deben tener en cuenta están los índices de referencia, los tipos de interés (fijo, variable o mixto), las cantidades mensuales que se deben cancelar para amortizar la deuda, los gastos en comisiones de hipoteca, entre otros.

En lo que respecta, específicamente, a las comisiones de hipoteca es importante valorar sus costes y mantenerlos presentes para administrar el dinero adecuadamente y planificar los ingresos en función de todo lo que implica un acuerdo hipotecario. Entre las comisiones más frecuentes se pueden mencionar la comisión de estudio, la de apertura, la de cancelación o amortización total anticipada, la de desistimiento parcial o total y la de riesgo de tipo de interés.

Imagen comisiones de hipoteca

Imagen comisiones de hipoteca

La comisión de estudio varía entre 0,01% y 3,00% del importe del préstamo y se le cancela a la institución financiera por haber llevado a cabo las gestiones y análisis que permitirán verificar el historial bancario, la solvencia y los términos de la hipoteca del cliente. Por su parte, la comisión de apertura generalmente se establece con un porcentaje específico sobre el dinero solicitado e incluye los gastos realizados por el banco para pagar los trámites de formalización y préstamo de los fondos.

En el caso de la comisión de hipoteca por cancelación o amortización anticipada de la deuda, esta solo debe liquidarse si se desea finalizar el préstamo hipotecario antes del vencimiento del plazo, se calcula con un porcentaje sobre el importe realizado y responde a los trámites que debe realizar la institución mercantil y la compensación de esta por los intereses que no va a recibir a causa de la amortización anticipada.

La comisión por desistimiento parcial o total del préstamo implica la cancelación de un interés al banco por parte del cliente, por este último haber pagado parcial o totalmente la hipoteca antes de tiempo; si la amortización se ejecuta entre los primeros 5 años del crédito el importe será de 0,5%, mientras que si se realiza luego del sexto año el importe responde al 0,25% de lo amortizado antes.

La última comisión de hipoteca que se debe tener presente es la del riesgo de tipo de interés, que solo afecta a quienes tienen una hipoteca con un tipo de interés fijo y pretenden cancelarla, el importe a pagar es pactado desde el inicio del contrato con la compañía bancaria y solo puede ser cobrado si la culminación del crédito hipotecario representa una pérdida para la entidad.

Comments (No)

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.